jueves, 11 de junio de 2009

Asociación Salamanca Memoria y Justicia respuesta a su presentación del Tribunal Supremo

La Sala Penal del Tribunal Supremo ha pedido a la asociación Salamanca Memoria y Justicia, una de las que se autoinculpó como "inductora y cooperadora necesaria" de las decisiones del juez Baltasar Garzón en el sumario sobre los crímenes del franquismo, que "se abstenga de perturbar la jurisdicción del Tribunal Supremo con peticiones infundadas y manifiesto abuso de derecho". La providencia la firma el presidente de la Sala, Juan Saavedra.


El texto, acordado por los mismos magistrados que admitieron la querella del sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el juez Baltasar Garzón, contrasta con el tono utilizado con el sindicato querellante, al que no admitieron una primera denuncia contra Garzón por ser éste aforado, pero le sugirieron amablemente que transformase la denuncia en querella, para admitirla a continuación.

Según el Supremo, la autoinculpación de Memoria y Justicia y Teofilo Goldaracena debe ser rechazada por cuanto "la calidad de inducción y cooperación necesaria" con los delitos investigados "no se sustentan en relación material o sustantiva algunas de personas físicas descritas e individualizadas". Al igual que a otra asociación de Ponteareas, la Sala no les considera "legitimados".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal